DANS PARIS

DANS PARIS

Christophe Honoré reunió para su tercer largo a los astros masculinos de sus primeros y más oscuros trabajos: Louis Garrel (Mi madre) y Romain Duris (17 fois Cécile Hassard). Y los convirtió en dos hermanos tan distintos como complementarios. Mientras uno corretea por las calles de la ciudad del Sena, como si fuera el nuevo Jean-Pierre Léaud, el otro se hunde en la depresión por su amor perdido (Joana Weiss). Para Honoré, Dans Paris significa el abrazo de su estilo definitivo, una adaptación a la actualidad de las formas más pop de la Nouvelle Vague. Así, para encarnar a los padres (divorciados), quiso contar con dos intérpretes que habían trabajado con François Truffaut: Guy Marchand (Una chica tan decente como yo) y Marie-France Pisier (El amor en fuga). Tampoco faltan, además de la BSO de Alex Beaupain, memorables momentos musicales, como aquel en el que Duris, marcando calzoncillos, tararea en la cama el Cambodia de Kim Wilde, mítico hit de los 80. La consagración absoluta.

Christophe Honoré

Christophe Honoré

(Bretaña, 1970) Honoré llegó, como el Vincent Lacoste de Vivir despacio, amar deprisa, a París en los 90, para vivir su homosexualidad y cultivar su cinefilia. Escritor antes que cineasta, insiste en que, para él, todas sus facetas artísticas -el teatro, la literatura, la ópera- son otras maneras de hacer cine. Tras debutar con el corto Nous deux (2001), ha realizado once largos, entre otros trabajos, con los que se ha consagrado como un creador muy personal, con un marcado gusto por un cierto romanticismo pop, y una extraordinaria habilidad para integrar a sus ídolos en su particular y muy reconocible imaginario.

FILMOGRAFÍA

Vivir deprisa, amar despacio (2018), Les malheurs de Sophie (2016), Métamorphoses (2014), Les bien-aimés (2011, D’A 2012), Homme au bain (2010), Non ma fille, tu n'iras pas danser (2009), La belle personne (2008), Les chansons d'amour (2007), Dans Paris (2006), Mi madre (2004), 17 fois Cécile Cassard (2002), Nous deux (curt, 2001)