EL DÍA QUE RESISTÍA

EL DÍA QUE RESISTÍA

El amanecer de El día que resistía se desvela con el rumor de las hojas. El sol, los juegos, los caramelos y los cuentos mecen la inquietante soledad de Claa (5), Tino (7) y Fan (9), tres niños que esperan el regreso de sus padres, inexplicablemente ausentes. Sin nadie que cuide de ellos, los protagonistas se ocupan de la casa a su manera. La ópera prima de la argentina Alessia Chiesa abraza el punto de vista de los niños: su pesadilla y su incomprensión se intuyen en las imágenes del film e impregnan la pieza del lado inimaginable y oscuro de la niñez mediante un tono de extrañeza. La cineasta propone una mirada poco habitual sobre la cotidianidad y el tedio de los niños, y desvanece la tenue frontera entre la realidad y la imaginación. Asistimos a la transformación latente de un hogar cada vez menos acogedor: la luz melosa se apaga, los cuentos se acaban, los días se abandonan al sueño y los niños son devorados por la noche.

** Texto elaborado por los Jóvenes Programadores Moving Cinema D’A

Premio a la innovación artística a una ópera prima en Mar del Plata
Estreno en Catalunya
Con la presencia de la direcgtora

Alessia Chiesa

Alessia Chiesa

(Buenos Aires, 1981) Estudió dirección y cinematografía en la Universidad del Cine en Buenos Aires y también ha realizado dos másteres en estudios de cine en la Sorbonne Nouvelle en París. Ha dirigido cinco cortometrajes en Argentina y Francia que se proyectaron en festivales internacionales. En 2010 participó en Berlinale Talents. El día que resistía es su primer largometraje.

FILMOGRAFÍA

El día que resistía (2018), Cela ne s’est jamais passé (2012), L’exil (2008), Sobreimpreso (2003), Palabras cruzadas (2002)