MÉTAMORPHOSES

MÉTAMORPHOSES

Ovidio inspiró, entre otros, al Shakespeare de El sueño de una noche de verano, y finalmente a Christophe Honoré, que traslada Las metamorfosis, en fin algunas de las historias que pueblan aquel larguísimo poema épico (12.000 versos en 15 volúmenes), a la periferia de Nîmes, en el sur de la Francia actual, donde, en la estela de Pasolini, actores no profesionales, en su mayoría adolescentes cazados en las calles (aunque hay para todos los gustos), se desnudan al sol para dar vida a dioses de la antigüedad, que regresan a la Tierra atraídos por la irresistible belleza perenne de los humanos. Todo empieza cuando Europa, una adolescente de origen magrebí, se deja seducir por Jupiter, dios entre los dioses, que ha cobrado forma de camionero para poder amarla. Un filme dionisiaco y preciosista que, sin efectos especiales, apela a la fricción entre lo maravilloso y lo cotidiano. El realizador encontró así una curiosa manera de pagar su deuda con la mitología griega, entre los últimos brotes de naturaleza suburbana.

Christophe Honoré

Christophe Honoré

(Bretaña, 1970) Llegó a París en los noventa, donde inició su trayectoria como cineasta. Después de debutar con el corto Nous deux (2001), ha realizado doce largos con los que se ha consagrado como un creador muy personal, con un gusto marcado por un cierto romanticismo pop y con una habilidad extraordinaria para integrar a sus ídolos en su particular y muy reconocible imaginario. El D’A le dedicó una retrospectiva en 2019.

FILMOGRAFÍA

Habitación 212 (2019), Vivir deprisa, amar despacio (2018, D’A 2019), Les malheurs de Sophie (2016), Métamorphoses (2014, D’A 2019), Les bien-aimés (2011, D’A 2012), Homme au bain (2010, D’A 2019), Non ma fille, tu n’iras pas danser (2009, D’A 2019), La belle personne (2008, D’A 2019), Les chansons d’amour (2007, D’A 2019), Dans Paris (2006, D’A 2019), Mi madre (2004, D’A 2019), 17 fois Cécile Cassard (2002, D’A 2019), Nous deux (curt, 2001)